miércoles, 31 de agosto de 2011

Crack A Bottle, Eminem, Dr. Dre & 50 Cent, 2009


Como sucede con los donuts, en ocasiones es inevitable que las Píldoras vengan de dos en dos, por una mera asociación directísima de ideas. Cuando ello sucede, acostumbro a hacer caso a la asociación en cuestión, ya que de lo contrario, pueden pasar meses -y aún años- hasta que la que iba a ser segunda en la lista acabe pasando a primera.

Imagino que los puntos de contacto entre las canciones de ayer y de hoy son bastante evidentes... al menos en apariencia. Ambos son temas hip hop, ambos se convirtieron en enormes éxitos, y ambos se lanzaron durante el mismo año. 

Sin embargo, aquí acaba toda similitud, a decir verdad. Mientras que Empire State of Mind era una pieza sofisticada, elegante, apta para todos los oídos, Crack A Bottle se encontraba estilísticamente en las antípodas. Sucia, barriobajera, de temática delincuente... y sin embargo igual de brillante que su predecesora en el blog. 

En el caso de hoy, también fueron varios los responsables de ella, otras tres celebridades absolutas en el mundo del hip hop, como Eminem, Dr. Dre y 50 Cent. Cada uno aportando su peculiar manera de interpretar, si bien en el vídeo (inquietante, la mujer mendiga...) no llegaba a verse a ninguno de ellos.

Como suele suceder con muchísimos hits de estilo rap, a menudo el secreto de su éxito está en la elección de samples basados en temas pop o rock. Crack A Bottle no era una excepción: rescataba a un antiguo tema de 1970 del cantante israelí Moshe "Mike" Brant, Mais dans la lumière. Por cierto, que puestos a poner casualidades entre las canciones de ayer y hoy, el sampleado en el que se inspiró Empire State Of Mind también procedía de una composición de... 1970. Caramba, carambita, carambirurera.

Y ahora decidme si no eran dos Píldoras que no tenían que ir de la mano.

Crack A Bottle (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

martes, 30 de agosto de 2011

Empire State of Mind, Jay-Z & Alicia Keys, 2009


Como podéis comprobar, hoy se me ha hecho un poco tarde, y ando ya en los inicios de la cuesta abajo. Pero no quería marcharme a la piltra sin pasar por caja. Y, como no me duelen prendas, reconozco que, incluso dentro de la triste y árida galaxia MTV de la década pasada, de vez en cuando aparecían destellos de brillo, pequeños oasis de buena música.

Hace unos días, cuando publicamos la celebérrima Umbrella de Rihanna, pudistéis comprobar como en los créditos aparecía un tal Jay-Z. Y digo "un tal" no sin cierta ironía, porque el sujeto es una de las celebridades musicales procedentes del hip hop más rentables del momento.

En el caso de hoy, Empire State of Mind no la firmó como intérprete de apoyo a otra estrella, si no que fue él quien puso la firma principal... e hizo que fuera otra celebridad, Alicia Keys, quien hiciera de excepcional acompañamiento.

El tema, lanzado en octubre de 2009, se convirtió en un bombazo enseguida. Pero además, fue aclamado por la crítica como una de las mejores canciones del año... y de la década, según los distintos ránkings creados al efecto.

Y ahora sí, me retiro, con la satisfacción del deber cumplido... y la buena música puesta. Bona nit!


Empire State of Mind (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

lunes, 29 de agosto de 2011

Serenade, Steve Miller Band, 1977


El otro día, a través de Facebook, el amigo Fernando dejó un vínculo hacia una de las canciones más reputadas del veraneo cervecero, como es la archiconocida The Joker de la Steve Miller Band. Lo cual me puso de nuevo en primera línea a esta formación de la que, como decía el anuncio hace unos años de su LP de grandes éxitos, "seguro que conoces más temas de los que te crees". O algo así, que uno tampoco es un lince al respecto publicitario. 

En realidad, hacía mucho que quería traer a la formación del norteamericano Steve Miller por aquí. El problema es que se me metió en la azotea que debía ser la estupenda Serenade la canción escogida para iniciar su periplo pildorero. Y sólo habían vídeos de fotos del espacio para ilustrarlo. Nada más. Y uno, de momento, sigue manteniendo unos mínimos. 

El involuntario recordatorio de Fernando hizo que buscara a ver si la cosa había mejorado mínimamente... y bingo. Aunque fuera en forma de una actuación de la mano de un ya sesentón Miller. Pero menos daba una piedra, y la canción era plenamente reconocible. Así que aquí está, una magnífica y poética odisea espacial (de ahí la recurrente manía de la gente por poner fotos del espacio en los clips de Youtube) que también podéis escuchar en su versión original en el vínculo a Goear. 

La canción (que con el tiempo sería rebautizada como "Serenade From The Stars") fue lanzada como single tan sólo en el Reino Unido a comienzos de 1977, y se convirtió en el último sencillo del mítico LP Fly Like An Eagle

Con todo, seguro que a los españolitos de a pie, y a buena parte de los latinoamericanos, tanto o más que la versión original os sonará la que los M-Clan hicieron en 1999, y que en su día me sirvió en este blog para comentar mi afición por los Diarios de las Estrellas de Stanilaw Lem, que os recomiendo encarecidamente que no os los perdáis, ya puestos.Como siempre digo en estos casos, de nada.



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

domingo, 28 de agosto de 2011

Getting Away With It (All Messed Up), James, 2001


El de hoy es un pequeño clásico de la música alternativa, que los que sois aficionados a ella habréis identificado nada más ver el título. En cierto modo, fue uno de los últimos temazos indies de los noventa... a pesar de que fue lanzado ya al borde verano de 2001, hace más o menos ¡diez años!

James es una de las grandes bandas independientes británicas que formaron el segundo escalón tras los monstruos superventas de Blur, Oasis, Suede o Pulp. Sin embargo, su origen se remonta a bastante  más atrás... hasta nada menos que 1982. Efectivamente, cuando aún no habíamos visto cosas como el Equipo A o V (y aún quedaba), estos señores ya estaban preparando su primer trabajo, que se editaría un año después. 

Así que para cuando lanzaron Getting Away With It (All Messed Up) eran todo unos veteranos con casi veinte años a sus espaldas y un puñado de discos colocados entre los primeros puestos. No obstante, en la canción de hoy había una cierta triste ironía. 

Se puede decir que sobrevivieron al tecno, al Madchester, al grunge, al britpop... pero no a sí mismos. Getting Away With It (All Messed Up) se convirtió en otro éxito de la formación, acercándose a las puertas del Top 20. Sin embargo, el final del contrato con la casa discográfica y la voluntad de marchar de su volcalista, Tim Booth, motivaron que fuera su último single y el final de la carrera de James. El clip de más abajo recoge, precisamente, su último concierto, en diciembre de 2001.

Bien, es menester añadir que al final no fue exactamente el último. Como en esto del rock irse es difícil por aquello del contacto con el público -o con el dinero del público, que no hay que descartar nunca hipótesis de trabajo- en 2007 la banda volvíó a reunirse, y hasta hoy sigue en activo. Camino de los treinta años desde su formación. Nos hacemos viejos, sin duda.

Getting Away With It (All Messed Up) (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

sábado, 27 de agosto de 2011

Ain't No Mountain High Enough, Marvin Gaye & Tammi Terrell, 1967


Como apunté ayer, hoy os propongo un pequeño ejercicio alrededor de la música soul, basado en comparar de cerca las dos grandes tendencias que llevaron al éxito fulminante a este estilo durante la década de los sesenta y setenta. Desde luego, no es la primera vez que ambos estilos aparecen en este blog, pero creo que nunca los hemos puesto tan en contraposición. 

Si ayer pudisteis escuchar y ver a uno de los representantes del sonido de Memphis, Arthur Conley, hoy podréis escuchar a una de las grandes estrellas de la Tamla Motown de Detroit, Marvin Gaye, interpretando un enorme clásico inconfundible junto a la que fue compañera suya musical durante un breve tiempo, Tammi Terrell. 

Ambos estilos, a pesar de compartir la etiqueta de "soul", eran increíblemente diferentes. El procedente de Memphis, influido en buena medida por la discográfica Stax, se caracterizaba por un sonido muy metálico y de enorme potencia, basada en los individualismos propios de artistas de enorme garra, como Wilson Pickett, Otis Redding, Sam and Dave o Isaac Hayes. Por supuesto, sus puestas en escena eran, a menudo, dinamita pura a golpe de baile y decibelios de voz varios. 

Por contra, el sonido de Detroit, competencia exclusiva de la discográfica Motown, funcionaba como una auténtica fábrica de canciones donde hasta el último aspecto estaba controlado por su jefe, Berry Gordy. Sus estrellas, entre las que habían nombres como Diana Ross (con y sin Supremes), The Temptations, Stevie Wonder, The Jackson 5 o el propio Marvin Gaye, grababan a menudo temas similares entre sí, creados por los compositores a sueldo de la discográfica, especialmente los famosos Holland-Dozier-Holland, o la pareja formada por Nickolas Ashford y Valerie Simpson (los célebres Ashford & Simpson de Solid, ya en los ochenta).  Aquí, las actuaciones estaban estudiadas hasta el milímetro, con complejas coreografías para los grupos o interpretaciones poco menos que guionadas para los solistas y duetos.  

Desde los años, y atendiendo a la enorme calidad de las canciones de ambas escuelas, es imposible dirimir cual de ellas era mejor, si es que esta cuestión tuviera algún sentido. Por ejemplo, Marvin Gaye, el protagonista de hoy junto a la muy prontamente malograda Tammi Terrell, era un intérprete de primera clase a pesar del acartonado clip que tuvo que pasar para promocionar Ain't No Mountain High Enough

Por hoy no me queda más que esperar que el rollo anterior os haya interesado, aunque estoy seguro de que sí, inquietos pildoreros. En todo caso, por si las moscas, siempre os queda la canción. Aquí no nos estamos de nada... 

Ain't No Mountain High Enough (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

viernes, 26 de agosto de 2011

Sweet Soul Music, Arthur Conley, 1967


"¿Te gusta la buena música?" Con esta directa pregunta (de obvia respuesta), Arthur Conley iniciaba su particular homenaje a la música soul, que en 1967 estaba pasando por toda una edad de oro. Y, ya de paso, se convertía fugazmente en una de las estrellas de aquel específico firmamento, al conseguir el mayor éxito de toda su carrera. 

Sin embargo, hoy Conley es un personaje prácticamente olvidado, especialmente si se le compara con nombres como Wilson Pickett, James Brown u Otis Redding. Precisamente sería la amistad que le unía a este último tras descubrirlo lo que hizo despuntar la carrera del cantante georgiano. 

Sweet Soul Music, escrita a medias con Otis, repasaba algunos de los hits más famosos de aquel estilo lanzados muy poco antes. De hecho, la letra incluía el título de canciones interpretadas por Pickett y Redding, y reconocía expresamente al mismo James Brown como "el rey de todos ellos". Y aderezado en el poderoso estilo sureño de Memphis, tan diferente del que la Motown estaba haciendo mucho más arriba, en Detroit. 

De hecho, estoy pensando (mala cosa) que, a lo mejor, mañana dejo caer algo de la Tamla para mostrar de cerca hasta qué punto se llamaba igualmente soul a dos cosas tan diferentes como el día y la noche. Eso sí, ni mejores, ni peores entre sí. Y es que en el fondo, lo único que acaba contando es que... Do You like good music? Yeeeeaaaah, yeeeahh!!!

Arthur Conley – Sweet Soul Music (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

jueves, 25 de agosto de 2011

Maneater, Hall & Oates, 1982



Hoy forman parte de un pasado que casi suena a remoto. Sin embargo, el dúo formado por Daryl Hall y John Oates fue a principios de los ochenta el no va más de la música comercial y vendediscos norteamericana, con el permiso y la venia del mismísimo Michael Jackson. 80 millones de discos y diez números uno es un resultado algo más que notable, desde luego. 

En realidad, sus orígenes como dúo musical se remontaban a principios de los setenta, aunque por separado ambos músicos ya tocaban desde la segunda mitad de la década anterior. Si bien hacia 1976 obtienen su primer éxito importante, su gran edad de oro tuvo lugar entre 1981 y 1985. Durante estos años, directamente arrasaron, y casi cualquier cosa que hacían se convertía automáticamente en un bombazo. 

Pero de todos ellos, el más celebrado es, sin ningún lugar a dudas, este Maneater que recordaréis los más veteranos y que habréis escuchado con toda probabilidad los más jovencitos. Era el perfecto ejemplo de lo que el dúo llamaba "rock and soul", una fusión de rock, rythm and blues y soul perfectamente bailable, y que hizo estragos también entre muchos otros contemporáneos suyos del otro lado del Atlántico. 

Por su parte, como veréis en un momento, el vídeo también era un perfecto compendio del estilismo y los gustos ¿sofisticados? del momento. Cómo pasa el tiempo... en fin, que os quedáis con una de esas piezas que destilan como pocas el sonido característico de un lugar y una época. Tal vez no el mejor de cuantos se hicieron, pero que cumplió perfectamente el cometido para el que fue diseñado: divertir. 

Maneater (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

miércoles, 24 de agosto de 2011

In-A-Gadda-Da-Vida, Iron Butterfly, 1968


Imagino que muchos de vosotros habréis dado un cierto respingo al ver el tema de hoy. Los menos, por el friki título de la canción. Los demás, que seréis prácticamente todos, porque estaréis a la expectativa de la eterna pregunta con esta pieza: ¿habrá puesto la versión corta... o la larga?

Efectivamente, In-A-Gadda-Da-Vida es un título sin sentido alguno. Según parece, originalmente el tema iba a denominarse "In The Garden Of Eden", pero iban tan pasados de vueltas con el LSD o con lo que fuera que la cosa degeneró en la extrañísima sucesión de sílabas que acabó titulando a uno de los grandes hitos de la historia del rock. 

Y vaya si lo fue, no tanto por sus charts, que no pasaron de más o menos buenos, si no por lo que supuso musicalmente para el futuro. Junto a Steppenwolf, implicó nada menos que el punto de partida norteamericano de la música heavy metal. El otro punto de partida radicaría en el Reino Unido de la mano de Led Zeppelin, pero esa es otra historia. 

Como fuera, se trataba aún de una canción eminentemente psicodélica. En cuanto a su duración, era absolutamente desmedida: 17 minutos y pico entre los que se incluían uno de los solos de batería más famosos de su época. No obstante, entre nosotros, lo confieso: a mí, la versión larga se me ha hecho siempre un poco pesada. Así que en el vídeo (y no veáis lo que me ha costado encontrar uno así) he optado por la versión single, que no llegaba a los tres minutos. De todas formas, los más masocas (vaaaaleeee... los más "puristas") podéis escoger la versión completa entre las dos alternativas en los vínculos a Goear de más abajo.

Por cierto, que un momento muy divertido de esta canción tuvo lugar muchos años después de su lanzamiento... en un capítulo de los Simpsons. Además, daba una idea de la extenuación que suponía meterse el cuarto de hora largo de canción entre pecho y espalda. Atención a la organista de la iglesia de Springfield: podeís verlo pinchando aquí. Pobre mujer. Y sin pastillas de la risa a mano para sobrellevar la cosa...

In-A-Gadda-Da-Vida (versión single) (por Goear)

In-A-Gadda-Da-Vida (versión completa: ojito, estáis avisados) (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

martes, 23 de agosto de 2011

Needles In The Camel's Eye, The Wolfmen, 2008


Qué cosas tiene la navegación por Internet. Me pego meses para ver si hay un buen vídeo del clásico glam de Brian Eno, Needles In The Camel's Eye, y cuando por fin lo encuentro, voy y lo dejo aparcado. Además, el clip tenía su gracia, ya que era la intro de Velvet Goldmine, una de las pelis que recrean mejor el ambiente de aquel movimiento de principios de los setenta.

Pero qué se le va a hacer. Resulta que en la búsqueda me topé con una versión (de hecho,  con dos, la otra era nada menos que de los Queens Of The Stone Age) de lo más espectacular de la mano de un dúo así como muy moderno que no conocía, The Wolfmen. Y la cosa sonaba tan bien como que podéis comprobarlo por vosotros mismos.

Como es de rigor, me puse a la investigación alrededor de estos tipos, y ahí es nada: de modernillos pijeras, nothing de nothing. Se trata de dos británicos entorno a la cincuentena, de apellidos italiano y griego respectivamente, y que venían de ser toda una referencia dentro del movimiento punk y new wave desde sus mismos inicios.

Por poner un ejemplo, uno de ellos, Marco Pirroni (claramente, el de nombre italiano) se había estrenado sobre el escenario nada menos que ¡en 1976!... y eso no es lo mejor. Lo hizo en la primera formación histórica de los Siouxsie and the Banshees, aquella que tuvo de batería a... ¡Sid Vicious!.

Vamos, pátina rockera de la buena, metida de lleno en una magnífica versión de un temazo de 1974... tal y como estoy seguro que hubiera sonado si se hubiera compuesto en 2008. Ahí os lo dejo.




Hasta la próxima.

lunes, 22 de agosto de 2011

Man Of The World, Fleetwood Mac, 1969


El nombre de Fleetwood Mac lo conocéis de sobra, de eso no me cabe ninguna duda. Sin embargo, es bastante probable que sea gracias a hits muy comerciales setenteros u ochenteros como Go Your Own Way, Don't Stop, Gipsy o Dreams, entre otros. Vamos, un sonido muy americano, o al menos lo suficiente como para que algún presidente del otro lado del charco lo usara en su campaña electoral de globitos y serpentinas.

Sin embargo, antes de esos Fleetwood Mac hubieron otros que, si bien formalmente eran la misma formación, no tenían casi nada que ver. A finales de los sesenta, un grupo de músicos británicos enamorados del blues eléctrico (alguno hasta venía de la escuela del ínclito John Mayall, que ya os traeré otro día) formaron una banda para dar rienda suelta a su pasión musical. 

Escuchar cualquiera de los primeros discos de Fleetwood Mac, especialmente los que se grabaron bajo el liderazgo del guitarrista y cantante Peter Green, es sumergirse en el blues blanco -y a veces no tan blanco- de principio a fin. Y, aunque pueda parecer extraño, durante aquella época vendieron como rosquillas, e incluso alcanzaron el número uno con la instrumental y lisérgica Albatross

Poco después de aquel éxito, pero todavía en 1969, la formación de Green casi consiguió repetir aquel mismo hito con Man Of The World, una melancólica y tristísima balada inspirada en la historia de un tipo que lo ha visto y tenido todo... menos el amor de su vida. 

Para acabar, dejo una nota a los más observadores: veréis que el single lleva asociada en la cara B una canción interpretada por unos tales Earl Vince & The Valiants. En realidad eran los mismos Fleetwood Mac, en un peculiar giro para despistar. Desde luego, el tramo final de los sesenta fue una época creativa y experimental, vaya que sí. ¿Os imagináis algo así ahora?

Man Of The World (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

domingo, 21 de agosto de 2011

Da Doo Ron Ron, The Crystals, 1963


Píldora vacacional nº14.

Terminamos hoy la batería de Píldoras de vacaciones agostiles: mañana, de vuelta al tajo, aunque no llevo demasiado pesar. Me he dejado aún algo de reserva para más adelante. Y, para acabar la serie, he querido coger todo un clásico femenino de la historia del rock. 

El paranoico pero brillante productor Phil Spector compuso a principios de los sesenta un tema hecho casi a la medida de su revolucionaria técnica de grabación conocida como "muro de sonido". Poco antes, esta suma de instrumentos ultrareverberados "detrás" de las voces de los cantantes, había alcanzado el éxito con el célebre Be My Baby de las Ronettes. 

En esta ocasión, sería otro grupo femenino, The Crystals, el que alcanzaría el Top 5 a ambos lados del Atlántico, incluida la Gran Bretaña que estaba comenzando a rendirse a los Beatles. Da Doo Ron Ron recibiría numerosas versiones, aunque ninguna, a mi juicio, tan a su manera trepidante como aquella original de 1963. 

Que disfrutéis lo que os queda de vacaciones... yo lo haré también cuando me llegué el momento.

Da Doo Ron Ron (por Goear)



Hasta la próxima.

sábado, 20 de agosto de 2011

Agradecido, Rosendo, 1985


Ayer casi se me pasó por aquello de las prisas, y sólo, en el último momento, llegué a tiempo para añadir a la Píldora un post scriptum con el recordatorio del segundo aniversario de este folloncete pildorero. Asimismo, puse en Facebook dicho recordatorio... y la respuesta me ha conmovido, con tantos "me gusta" y comentarios varios; los mismos que pienso recoger en el blog bajo este mismo post mañana domingo con tal de que no se pierdan. Amén de algún comentario adicional que ya se ha colado en el de Rihanna...

No tengo palabras. No sólo me lo paso bien, si no que, encima, estáis ahí al pie del cañón. Sólo puedo decir una cosa más: seguiremos mientras el cuerpo y las circunstancias aguanten. Es mi mejor forma de estaros agradecido.

Agradecido (por Goear)

PS: Rosendo, lisa y llanamente, se lució con Agradecido, uno de los temas clave de su pimer álbum Loco por incordiar, de 1985.  Eso sí, de los destrozos estilísticos del vídeo, ya no tengo nada que hablar. Ya me imagino que el mundo del videoclip hispano hace 25 años no era Hollywood precisamente, pero vamos, podrían habérselo trabajado un poco más ¿no?



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

viernes, 19 de agosto de 2011

Umbrella, Rihanna feat. Jay-Z, 2007


Píldora vacacional nº12.

Actualmente, me es casi imposible distinguir a Rihanna de cualquier otra intérprete de su mismo estilo prácticamente pensado para usar y tirar, cuyos hits son tan propios de la radio fórmula como de la descarga de politonos para el móvil. Como diría aquél, "ho sento, però algú ho havia de dir". O, para los que no habéis tenido la fortuna de ver en vuestros televisores el programa satírico catalán Polònia, "lo siento, pero alguien lo tenía que decir", en parodia del diputado independentista Joan Tardà.

Pero en el verano de 2007 (el último antes de cayera la que aún nos está cayendo encima) mi percepción era un tanto diferente al respecto de la cantante de Barbados. Por entonces, su ya séptimo single, Umbrella, se había alzado hasta lo más alto de las listas de todo el planeta y podía parecer que estábamos ante algo más que la última chavala mona de moda en la MTV. El tema era bastante bueno, y su mayor problema era que lo pinchaban hasta el infinito y más allá. 

Es más, un año antes, su muy decente sampleado del Tainted Love de los Soft Cell en el tema S.O.S también se había convertido en un gran hit, y las esperanzas en algo un poco diferente no eran del todo infundadas. Por si fuera poco, tengo que admitir que tras Umbrella, su siguiente single, Shut Up And Drive tampoco estaba nada mal. Hasta lo traje en su día a este blog.

Francamente, no tengo ni la más remota idea de qué pudo tocerse a partir de entonces. Cosas de la crisis, imagino. Al menos, de la creativa. Por lo pronto, os dejo con el que, aunque alguno lo pueda discutir (y razón tal vez no le falte), es un gran tema incluso con toda su carga comercial. 

Umbrella (por Goear)

PS: ah, casi se me olvidaba. ¡HOY LAS PÍLDORAS CUMPLEN DOS AÑOS! ¡Va por ustedes, maestros!



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

jueves, 18 de agosto de 2011

Absolute Beginners, The Jam, 1981



Píldora vacacional nº11. 

Con la entrada a los años ochenta, The Jam ya había iniciado su giro musical desde aquella música de ambiente mod y mucha rabia punk de sus inicios, hacia un pop de carácter más soul. En breve, el factótum de la banda, Paul Weller, iniciaría su aventura con los Style Council, cuyo sello distintivo sería un sonido más ligero y sofisticado que el de The Jam... al menos respecto a sus primeros discos. 

Absolute Beginners, uno de los últimos singles del grupo, es uno de los clásicos totales de la banda británica, y llegó a colocarse en el Top 5 de las listas. Su estilo es, en muchos aspectos, más cercano al de los futuros trabajos de Weller que a las asperezas fundacionales de The Jam, aunque conserva aún ese carácter tan británico que mete a uno en cualquier calle de Londres sólo con poner la oreja un momento. Especialmente su memorable final a golpe de trompeta, tan similar a la que los Beatles se marcaron en Penny Lane

Por cierto, no es casualidad que David Bowie tuviera una canción de igual título, a pesar de no ser ni remotamente parecida a la de hoy. Ambos temas se inspiraron en un libro de Colin MacInnes de finales de los cincuenta, en el que se apuntaba entre otras cosas, la futura cultura mod. ¿Que os interesa su título para una postrer lectura de verano? Pues allá va, en castellano: Principiantes. ¿Cómo si no?

The Jam – Absolute Beginners (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Looking Glass, The La's, 1990



Píldora vacacional nº10. 

Uno de los cassettes grabados (¡qué si no en el instituto, que uno tenía que pagarse los vicios con cuatro duros!) que más me influenciaron recién estrenados los noventa fue el primer -y, a la postre, único- álbum de los británicos The La's. Aquella cinta, que tardé años en convertir en CD reglamentario por no ser de fácil adquisición durante mucho tiempo, incluía una de las más fantásticas colecciones de canciones que uno pueda echarse a la cabeza. 

Con toda seguridad, There She Goes es su tema más recordado por los aficionados al pop alternativo, y aún por algun memorión adicional. Sin embargo, la canción que recuerdo con más cariño de aquel disco es la que lo cerraba, Looking Glass, una balada de casi ocho minutos con una fuerza  y una sensibilidad extrordinarias, amén de un final que no desmerecía a los famosos caos sónicos de los Who en sus años mozos. 

Un pequeño recuerdo de juventud que comparto tras encontrarme esta mañana con el disco... en plena reordenación de los mismos. ¿O alguien se pensaba que las vacaciones son sólo ir a la playa con todo el compadreo subidos a un barco? Eso lo dejo para mañana...

The La's – Looking Glass (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

martes, 16 de agosto de 2011

Vivo cantando, Salomé, 1969


Píldora vacacional nº9. 

Las referencias landianas y lopezvazquienses de ayer me han empujado hoy a recuperar uno de aquellos temas tan, cómo decirlo,  Benidorm'69 o Torremolinos'73, de regusto a nevera portátil, carácter de rico bombón helado y aires de Seat 600 todo perdido de arena. Vamos, caspa total... pero qué divertido (muy) en el fondo, ¿no?

Tras la épica y gloriosa victoria del régimen a golpe de Massiel el año anterior, en 1969 TVE fue la encargada de organizar el eurovisivo evento en Madrid. Y para ello seleccionó a una catalana: inasequible al desaliento, el feo serratiano de doce meses atrás no había hecho mella en el respeto franquista por todo lo catalán... o, más bien, en el lavado de cara exterior que Fraga intentaba montar a todo trapo, para el cual, en muy breve, se iba a servir precisamente en TVE de un novato que le saldría rana: Suárez.

Pero de momento, en marzo de 1969 todo eso era el futuro. Como bien sabéis, Salomé consiguió igualar la gesta (de pago o no) massielina, y ganó el patrio festival. Eso sí, como el nivel de aquel año debía de ser la bomba, hubieron hasta cuatro ganadores. Además de España, se marcaron el primer puesto ex aequo los Países Bajos, la Frans y el Guayominí, éstos últimos tirando nada menos que de la escocesa Lulú. 

En todo caso, creo sinceramente que Salomé mereció ganar en solitario. Primero, por tener que aguantar los ramplones arreglos pa-ra-pa-pá de Augusto Algueró (la versión original del single, que podéis escuchar a través del vínculo a Goear es mucho mejor en mi opinión). Y segundo, por el gracejo con el que consiguió mover aquel mamotreto de traje de tropecientos mil kilos de peso. 

Eso sí que era una gesta épica y gloriosa.

Vivo cantando (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

lunes, 15 de agosto de 2011

Run (I'm A Natural Disaster), Gnarls Barkley, 2008


Píldora musical nº8.

Tras Crazy, la extraña pareja formada por Cee-Lo Green y Danger Mouse, aka Gnarls Barkley, no volvieron a tener otro hit del mismo calibre, a pesar de que su material no decayó en calidad. En 2008 lanzaron el álbum The Odd Couple, cuyo primer single fue este Run (I'm A Natural Disaster). Aunque las ventas fueron bastante buenas, no llegaron a acercarse remotamente a las de dos años atrás. 

Eso sí, su estilo seguía siendo inconfundible: un soul de aires funky y retro, basado en sampleados de viejos temas de los sesenta. En Run, el turno del sampler le tocó a un viejo clásico de las sintonías televisivas británicas y norteamericanas, el compositor Keith Mansfield. El tema rescatado fue Junior Jet Set, uno de aquellos que recordaban enormemente a la música de las discotecas que frecuentaban Alfredo Landa o José Luis López Vázquez a la caza rodriguezca de suecas.

 Por cierto, ¿alguien pensó realmente en comprarse un Opel al escuchar esta canción?

Run (I'm A Natural Disaster) (por Goear)




Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

domingo, 14 de agosto de 2011

A quién le importa, Alaska y Dinarama, 1986


Píldora vacacional nº7. 

A quién le importa es, seguramente, el tema más recordado de toda la carrera de Alaska, lo que ya es decir entre tanto hit. A pesar de que es considerado todo un himno gay, creo que desde su lanzamiento no ha habido fiesta o sarao de todo tipo, fiestas patronales incluídas, que no haya contado con este tema en su batería de canciones para animar el cotarro.

Y como uno, en el fondo, es un amante de las buenas costumbres y tradiciones, aquí os lo dejo para que podáis enchufarlo a gusto en caso de que aún no lo hayáis escuchado este verano. De nada.

A quién le importa (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.


sábado, 13 de agosto de 2011

Vete, Los Amaya, 1978


Píldora vacacional nº6. 

¿Quién iba a decirles a estos sobrinos de Carmen Amaya que un éxito suyo de 1978 iba a acabar volviendo a ser candidato a canción del verano de 2011? La publi, siempre la publi...

Los Amaya – Vete (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

viernes, 12 de agosto de 2011

God Only Knows, The Beach Boys, 1966


Píldora vacacional nº5. 

Posiblemente suene extraño poner en agosto a los Beach Boys... y no escoger un tema surfero. Es más, en el caso de hoy diríase que suena hasta casi invernal, por más que el single -en el que era cara B- fue lanzado en un mes de julio.

Pero las Píldoras son así, qué os voy a contar a estas alturas. No obstante, os quedáis con una canción de la que Paul McCartney dijo que era la mejor del mundo. Yo no quiero ir tan lejos, pero sí que creo que God Only Knows es una de las 100 canciones más bellas jamás escritas. Simplemente, irrepetible.

God Only Knows (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

jueves, 11 de agosto de 2011

Live Is Life, Opus, 1985


Píldora vacacional nº4.

Posiblemente, a muchos de vosotros, tras escuchar ayer a Falco, os viniera a la cabeza de forma semiautomática este no menos famoso tema de hoy. O, a lo mejor, tal salto mental sólo me pasó a mí. Sin embargo, su lógica tiene: Rock Me Amadeus se lanzó y llegó al éxito prácticamente al mismo tiempo que Live Is Life. Por si fuera poco, ambos temas procedían de Austria. Desde los tiempos de Sissi que aquella gente no había sonado tanto en Europa...

Eso sí, molaba meter voces con aquel "La, la, lalaláaaaaaa...", ¿no?

Live Is Life (por Goear)



Hasta la próxima.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Rock Me Amadeus, Falco, 1985



Pildora vacacional nº3.

Hay que agradecerle a mi compadre Juanjo el recordatorio de este gigantesco hit de 1986, por bien que originalmente fue lanzado en Austria, el país del que procede Falco y donde es toda una celebridad,  unos meses antes. 

Rock Me Amadeus, como no se escapará a nadie, estaba dedicado a Mozart, y lo comparaba con las estrellas rock del siglo XX. Al parecer, fue el magnífico film de Milos Forman, Amadeus, quien inspiró su composición. Como para más guaseo, una remezcla que se hizo por entonces recibió el nombre de Salieri Mix, su archienemigo en el film.

Amadeus, amadeus...!!!

Rock Me Amadeus (por Goear)

PS: casualidad o no, en un rato iré a ver el nuevo remake del Planeta de los simios. ¿Que a qué viene esto? Doctor Zaius, Doctor Zaius...!!!



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

martes, 9 de agosto de 2011

Elevation, U2, 2001


Píldora vacacional nº2. 

Muy posiblemente, Elevation no sea el tema más comprometido de la carrera de U2, pero sin ningún lugar a dudas es de los que más decibelios y adrenalina contienen por segundo.  Número uno por el verano de 2001 (¡diez años ya!), tuvo su traslación cinematográfica en otro filme también más  espectacular que de mensaje: Tomb Raider. 

Eso sí, el vídeo es, sencillamente, fantástico. Y caro, dicho sea de paso: no en vano es uno de los más costosos jamás filmados. Tras verlo, casi diríase que acaba uno cansado, exhausto. Si es que cuando Bono abandona su milonga de embajador del buenrollismo internacional, aún le sale el rock star y showman que lleva dentro...

Elevation (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

lunes, 8 de agosto de 2011

Ciudadanos de un lugar llamado mundo, Delafé y las Flores Azules, 2011


Píldora vacacional nº1. 

Como es tradición en agosto, iniciamos unos días de vacaciones... pero con sus correspondientes Píldoras de guardia, como mandan los cánones y las buenas costumbres. Tan sólo que a veces no tendrán tanta letra como es habitual. Eso sí, la música irá garantizada diariamente en un 100%... si  es que la Red no coge también días de asueto.

Para comenzar, os dejo con el que para mí es el primer tema en mucho tiempo algo más que decente utilizado por una cervecera en verano. Normalmente, suelen ser canciones pegadizas, pero de calidad más o menos del montón. En esta ocasión, en absoluto.

Delafé y las Flores Azules es un dúo barcelonés (hasta hace poco un trío, al formar parte de él también "Facto") cuyo sello distintivo se basa en una variedad de estilos cuyo nexo de unión son unas vibraciones tremendamente positivas. Ciudadanos de un lugar llamado mundo, utilizado por San Miguel para su reglamentaria campaña estival de fomento del lúpulo, sigue este patrón fielmente: se trata de un hip hop musicalmente irreprochable, pero con el buen rollo de un viaje veraniego.

Y como tal, aquí os quedáis con él, ciudadanos de un lugar llamado mundo. Tenemos un plan: felices vacaciones.


Ciudadanos de un lugar llamado mundo (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

domingo, 7 de agosto de 2011

I Will Survive, Gloria Gaynor, 1978


Junto a Fontella Bass, Thelma Houston es, posiblemente, la gran ensombrecida por error de la historia de la música pop. Si para la primera, la sombra proyectada se llamaba Aretha Franklin (a la que todo el mundo atribuye su inolvidable Rescue Me), para la segunda se llamaba Gloria Gaynor. Esto viene a cuento porque ayer, durante una cena entre amigos, tuvo lugar la enésima -y comprensible- atribución del hit disco Don't Leave Me This Way a Gaynor, cuando su más famosa versión femenina iba firmada por Houston. Y eso que en su día ya lo especifiqué por aquí: si es que hay que leerse las Píldoras, muchachada...

En todo caso, la carrera de Gloria Fowles, de apellido artístico Gaynor, no quedó por falta de hits. De hecho, Don't Leave Me This Way era, precisamente, uno de los pocos que no firmó ella dentro de la galaxia de divas discotequeras de finales de los setenta. 

No obstante, uno de los que sí firmó acabó impactando muy por encima de todos los demás. En 1978, en plena fiebre de la música disco, Gloria Gaynor ya tenía gran fama dentro del mundillo tras haber firmado éxitos como Never Can Say Goodbye o una versión del Reach Out, I'll Be There de los Four Tops. En octubre de aquel año lanzó el que era su undécimo sencillo, Substitute, que iba acompañado de I Will Survive... ¡en la cara B!. 

Por fortuna, o por mera intuición, los discjockeys radiofónicos comenzaron a pinchar mucho más este último tema, hasta tal punto que la siguiente edición del single terminó invirtiendo el orden entre ambas canciones. I Will Survive se había ganado su cara A a pulso, sin duda. 

Este es otro de esos temas que desde que era bastante pequeño comenzó a formar parte de ese grupo que conforma la banda sonora vital de uno. Recuerdo que sonaba muchísimo, y que me gustaba escucharlo a pesar de que por aquellos entonces mi cartilla escolar (preescolar, de hecho) no me permitía acceder a las discotecas. Tan sólo estuve a punto de aborrecerla ya en los noventa, cuando una nueva versión (que incomprensiblemente iba adornada de coros en plan ruso: "la, lalá, la, la...") comenzó a rallar tanto en las discotecas de entonces, que por poco envío a la canción, a la música disco, y hasta a Gloria Gaynor en persona, a hacer puñetas.

Felizmente, la cosa no llegó a mayores, y hoy todavía puedo disfrutar de este pedazo de himno de las pistas. Sin adulteraciones varias, por supuesto.

I Will Survive (por Goear)

PS: por si hay alguien que quiera escuchar también la gran versión alternativa que hizo la banda norteamericana Cake en 1996, que por mí no quede. Total, ya lleva hecha la Píldora un año y medio...  



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

sábado, 6 de agosto de 2011

Lo que te hace grande, Vetusta Morla, 2011


Después de tanto héroe y heroína muertos durante los últimos días, vamos a volver un rato a los vivos, y bien vivos. Hacía tiempo que no pasaba por aquí el rock indie español, así que pensé tirar de entuerto un rato. Además, si no me equivoco, no teníamos nada aún del año 2011. Perfecto, pues: dos pájaros de un tiro. 

Esta no es la primera vez que Vetusta Morla protagonizan una Píldora. Entonces, fue su increíble Un día en el mundo el tema con el que quisimos mostrar a un grupo que estaba eclosionando como los nuevos jefes del pop alternativo nacional, con permiso de Los Planetas

Ahora, ya puede decirse que lo son con todas las de la ley. En mayo de 2011 lanzaron su segundo álbum Mapas, y las expectativas estaban realmente muy altas. Con ese ay propio de los que esperamos que un nuevo disco de un cantante o un grupo que nos gusta mucho no nos defraude, escuché el primer tema promocionado, En el río. Una gran canción, aunque en mi opinión, no tanto como Lo que te hace grande, hasta el momento el último single de los madrileños, lanzado en junio de este año. 

El de hoy es un tema tal vez un poco oscuro para un sábado por la noche de agosto, muy Radiohead, pero no quería dejarlo para más tarde. Porque ya sabemos lo que son el verano y las vacaciones, y  es fácil imaginar los efectos que podrían llegar a tener sobre algunas selecciones musicales a medida que avance el mes.  Que no digo que los tengan que haber, pero con estas cosas nunca se sabe...


PS: dejáos de tanta peli gili de superhéroes hormonados en el cine. Este clip mola mucho más. Y hasta tiene títulos de crédito. 



Hasta la próxima.

viernes, 5 de agosto de 2011

Get It While You Can, Janis Joplin, 1971



Último capítulo (por ahora) de la miniserie dedicada a los veintisieteañeros más célebres de la historia del rock. Y como no os habrá sido difícil de deducir, la que quedaba por aparecer era la fiera de Janis Joplin

Hasta hace pocas semanas ella era la única aportación femenina al Club, incorporada el 4 de octubre de 1970, apenas dos semanas después de que recibiera su carnet de socio Jimi Hendrix.  Por entonces, se encontraba ultimando las grabaciones del que iba a ser su siguiente álbum, Pearl, y que acabaría siendo el último de su carrera, y con carácter póstumo. 

Aquel disco, publicado en enero de 1971, se alzó hasta el número uno absoluto, poniendo el mito de Joplin por las nubes. Era una obra maestra, que incluía piezas inolvidables como su versión del Me and Bobby McGee de Kris Kristofferson, o su increíble a capella de Mercedes Benz. Con todo, uno de mis temas preferidos era el que abría el álbum, su arrollador Move Over. De hecho, iba a ser la Píldora de hoy. 

Hasta que, al hacerme con la portada del sencillo para la imagen del post vi que su cara B era Get It While You Can, la canción que cerraba precisamente el LP (el alfa y omega en disco, vamos) e inmediatamente opté por el cambio de elección. En esta canción podréis encontrar a la Janis más desgarrada a fuego lento, en ocasiones casi tanto como en su famosísima versión de Summertime, y que ya pasó por aquí en su día.  

El tema fue creado por uno de sus compositores favoritos, Jerry Ragovoy, responsable junto a Bert Berns de algunos de los mayores éxitos de la tejana. Por cierto, como apunte a pie de nota, Ragovoy falleció hace apenas tres semanas... a los 80 años. Claramente, pasó de sobras la edad de corte del Club, si me permitís el humor negro, negrísimo. 

Y con este temazo que certifica que las baladas de bandera no requieren de toneladas de gorgoritos -como los giliproductores de ahora se empeñan en colarnos con embudo por las orejas- salimos de tanto 27 junto para volver al orden habitual: la falta de orden. Eso sí, menos mal que servidor ya pasó dicha edad hace bastante. Uf.


Janis Joplin – Get It While You Can (por Spotify)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

jueves, 4 de agosto de 2011

Roadhouse Blues, The Doors, 1970


Durante 23 años, Jim Morrison fue el último grande en entrar es este Club de los 27 que estamos homenajeando estos días. Y, de todos sus miembros, tal vez sea el que haya inspirado más mística entre sus seguidores, a causa de su tortuoso carácter. El mismo que supo transmitir a la práctica totalidad de canciones que compuso e interpretó. 

A nadie voy a descubrir Roadhouse Blues, uno de los temas angulares de la formación y que desde sus primeros acordes de guitarra ya adelanta lo que va a venir después: un blues eléctrico duro y sofocante, pero tremendamente poderoso hasta colarse en el tuétano. 

El propio Jim Morrison adquirió en él un registro áspero que se ajustaba como un guante al olor de gasolina y cerveza ("me levanté está mañana y me tomé una birra", bramaba el sujeto) que desprendía toda la canción. No obstante, a pesar del increíble éxito y fama que adquiriría la pieza en seguida -fue rápidamente un imprescindible en sus conciertos- no pasó del puesto 50 en las listas de singles norteamericanas. Tampoco ayudó que fuera la cara B de otro tema de menor calado, You Make Me Real. No obstante, en otros países sí que fue cara A, acompañado de una cara B de lujo, Waiting For The Sun.

Os recomiendo que tampoco os perdáis el clip, que recoge una versión en directo francamente buena acompañada de imágenes de varios de sus conciertos. Si os parecía ayer que Nirvana iban pasados de vueltas rompiendo instrumentos, a ver qué opináis de los Doors. Los únicos tipos que acababan con más policías que músicos en el escenario. Esto es rock, gente.

Roadhouse Blues (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Drain You, Nirvana, 1991


Ahora sí, tras la sorpresa de Cecilia, traemos a uno de los consolidados del Club de los 27, en esta pequeña serie sugerida por vosotros. Hasta el deceso de Amy Winehouse, Kurt Cobain era el benjamín de tan peculiar asociación, y con mucha diferencia respecto a los demás. El anterior a él era ya nada menos que Jim Morrison, pero eso lo veremos otro día.

Por lo pronto, aquí os dejo con una pieza que permite ver como pocas la tremenda fuerza del líder de Nirvana. Drain You no fue nunca un single de la banda norteamericana, aunque estando como estaba incluida dentro del mítico Nevermind, ni falta que le hacía. Seguro que la habéis escuchado cientos de veces. 

Este tema era uno de los favoritos de Cobain, y nunca faltaba en su repertorio en directo, por lo que es extremadamente sencillo encontrar actuaciones en Youtube. Sin embargo, de todas ellas me quedo con la que hizo el 13 de diciembre de 1993 para la MTV. Cierto que el viento le añade épica a la cosa (como el que soplaba en 1969 en la azotea de los estudios Abbey Road) pero por lo demás no había ni trampa ni cartón. 

Sin virtuosismos y sin filigranas, que no las tenía, podéis ver el porqué Kurt Cobain acabó entrando muy poco después en la categoría de mito, arrastrando con él a Nirvana.  Adrenalina pura, pero de la de verdad. Tanta, que sólo os diré que al final de aquel concierto, el grupo acabó emulando muy fielmente a los Who en lo que éstos habían sabido hacer muy bien treinta años atrás: arrasaron el escenario. Y no era pose.


Drain You (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

martes, 2 de agosto de 2011

Dama, dama, Cecilia, 1972


Tal y como contesté ayer a la sugerencia del amigo Brighton64, durante los próximos días acabaremos de recordar de nuevo a los principales protagonistas del famoso y lúgubre Club de los 27. Eso sí, lo haremos igualando y aumentando la recomendación: a Amy y a Jimi, no sólo le sumaremos a Jim y a Kurt, si no también a Janis. 

Y, ya puestos, también incluiremos otro nombre al que casi nadie asocia a dicho club, pero que por méritos artísticos y edad de traspaso, bien merece estar dentro: el de Evangelina Sobredo, más conocida como Cecilia en homenaje a la famosa canción de Simon & Garfunkel. Hoy hace, precisamente, 35 años, que la cantautora madrileña nos dejaba con ese puñado de canciones que marcaron para siempre a la música española.

En 1972, con apenas 24 años, Cecilia grababa su primer álbum, titulado con su mismo nombre. En él  se harían patentes sus capacidades compositivas con letras que iban de lo social a lo más introspectivo, con una fuerza y un gusto poco habitual. En aquel álbum se incluían ya algunas piezas imprescindibles de su repertorio, como Nada de nada (uf, qué temazo: es de esos que me evoca a la infancia como pocos) o este Dama, dama, que rápidamente se convirtió en un éxito en todo el país. 

Éste era un tema bastante sorprendente para la época. Contaba muy ácidamente las miserias y las alegrías de una mujer de la aristocracia de entonces, aquella que salía en las portadas del Lecturas y del ¡Hola! de años ha, como los marqueses de Villaverde y demás ralea. Se trataba de un mundo que conocía perfectamente, ya que la carrera diplomática de su padre la había puesto de sobrados antecedentes. 

Así que aquí tenéis a la primera Píldora de las próximas dedicadas a los veintisieteañeros varios. Y aunque la vida de Cecilia nunca se rodeó de los excesos visibles de las de los buques insignia del Club, estaréis de acuerdo en que sirve perfectamente para abrir juego...

Dama, dama (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.

lunes, 1 de agosto de 2011

The Lion Sleeps Tonight, The Tokens, 1961


Esta tarde, como por casualidad -no diré que me puse voluntariamente a verlo, a quién voy a engañar- me he topado con uno de esos documentales  de la 2 sobre leones. Los mismos en los que uno se pega diez minutos viendo bostezar a un bicharraco bajo la canícula africana. Porque serán muy épicos e imperiales animales, pero hay que ver cómo se tocan los cojones los susodichos a la hora de la siesta en la sabana. Tanto, que casi se le pega a uno dicho hábito en el sofá del comedor. 

En todo caso, como no hay rascada testicular que por bien no venga, caí en la cuenta de que no había traído hasta las Píldoras a uno de los temas a mi juicio más molones de la música doo woop de principios de los sesenta. 

Porque mucho antes de que Afrika Bambaataa (que tampoco anda aún por aquí) o incluso Paul Simon popularizaran los sonidos étnicos africanos a finales de los ochenta, una versión de una canción africana de principios de siglo se convertía en número uno en Estados Unidos.

Hay que decir que para cuando The Tokens recogieron esta canción, el tema había rodado lo suyo. Originalmente grabada en 1939 por un trabajador negro sudafricano de origen zulú, Mbube, que así se llamaba originalmente la canción, fue versionada años más tarde por el cantautor norteamericano Pete Seeger. Éste la renombró como Wimoweh, aunque fue su adaptación definitiva al gusto blanco la que triunfó, bajo el tercer y definitivo título de The Lion Sleeps Tonight

La canción supuso ventas absolutamente millonarias... que durante décadas fueron ajenas al creador de la pieza, precisamente aquel trabajador sudafricano. Es más, murió en la miseria, como sus descendientes. Tan sólo hace ¡cinco años!, en 2006, un litigio durísimo, en el que se vio implicada la misma Disney (responsable de esa carca historia llamada El Rey León), acabó dando la razón a los herederos del creador original de la canción. 

Para que luego no digan que los documentales de la 2 no dan juego...


The Lion Leeps Tonight (por Goear)



Letra de la Píldora.

Hasta la próxima.